Focos (FC) - Foco: Kleber Mendoça Filho - | Tabakalera - Donostia / San Sebastián

Foco: Kleber Mendoça Filho

Foco dedicado al director, productor y crítico cinematográfico brasileño, Kleber de Mendonça Vasconcellos Filho (Recife, 1968).

Históricamente, la producción cinematográfica de Latinoamérica ha sido un reflejo de la inestabilidad política imperante. La fragilidad en la vigencia de las políticas sociales provoca que las producciones culturales respondan a ello, ya sea en la elaboración de su contenido como en su forma de producción. 

En Brasil, donde esto no es una excepción, tras un golpe de Estado y un gobierno de un líder de extrema derecha, en tan solo un año se han paralizado muchas de las políticas culturales y sociales que llevaban en construcción los últimos 14 años. Estas fluctuaciones se identifican de forma muy nítida y crítica en las últimas manifestaciones fílmicas nacionales, que terminan por articular un movimiento cinematográfico con compartidas preocupaciones éticas y estéticas. En este contexto, el cineasta Kleber Mendonça Filho se convierte en una de las piedras angulares de un cine de resistencia que está en plena efervescencia. 

Este mismo año Brasil sigue celebrando una proyección cinematográfica de lo más exitosa en circuitos internacionales, donde su producción nacional ha obtenido el reconocimiento tanto de la crítica como de la industria. A priori, esto crea una aparente paradoja de grandes magnitudes, puesto que 2019 ha sido el año donde más recortes se han llevado a cabo en el ámbito de la cultura por su actual gobierno. No obstante, este cénit no se hubiera dado sin años de trabajo activo en políticas culturales de descentralización y financiamiento, en un intento de conseguir una igualdad de oportunidades y una diversidad cinematográfica diferenciable. De esta manera, la aparente paradoja se convierte en una coincidencia de tiempos en la que el gran valor artístico del cine brasileño actual convive dentro una sociedad dirigida por un gobierno que coarta cada vez más la libertad de expresión. 

El último largometraje de Kleber Mendonça y Juliano Dornelles, Bacurau (2019), es una de las obras que participa de ese catálogo de producciones de calidad, consagrándose este mismo año con el Gran Premio del Jurado en Cannes, premio nunca antes recibido por unx cineasta brasileñx. La repercusión de su participación en el festival cannoise hizo que la atención sobre la situación política actual de Brasil se disparara a nivel mundial. La paradoja cultural en la que se encuentra el país se hace más evidente tras el estreno de la película en los cines comerciales de Brasil, donde ha alcanzado la marca de más de 700,000 espectadores, convirtiéndose en la quinta película nacional más vista del año. 

Su anterior filme, Aquarius (2016) (traducido como Doña Clara y único título de la filmografía de Kleber en estrenarse en España), que también gozó de su estreno mundial en la selección oficial de Cannes, se mueve por el mismo espectro de narrativas que cuestionan el poder imperante. En el momento de su estreno en Brasil, las movilizaciones fueron multitudinarias. Esto sucedía unos meses después de que el propio equipo de la película denunciara en la alfombra roja de Cannes el golpe de estado en Brasil, acto que causó fuertísimos rechazos hacia la película por parte del ala conservadora de periodistas, políticxs y ciudadanxs. En cuanto Aquarius se estrenó en salas comerciales, la decisión de ir a verla por parte del espectador se convirtió en un acto político de denuncia de la situación política nacional. 

Tras comprender el compromiso político de Kleber, no sería difícil confundir su cine por un trabajo de simples propuestas propagandísticas o de denuncia. Sin embargo, el cineasta de Recife (localización donde ha filmado su obra completa hasta el momento) va mucho más allá, proponiendo en sus obras un ejercicio dialéctico constante entre la crítica y la autocrítica. Esto es palpable cuando pensamos en la yuxtaposición entre sus películas. En O Som ao Redor (2012), la tensión entre las distintas clases sociales es explícita y funciona de gatillo a lo largo de toda la narración. Pero en su siguiente película, Aquarius (2016), Kleber dirige la mirada a su propia clase social y disecciona las contradicciones y los juegos de poder presentes, llevando a cabo una (auto)crítica profunda de la burguesía, de la que también es partícipe. 

La profundidad y magnitud de los temas abordados en el trabajo de Kleber, es también reflejo de su trayectoria multidisciplinar dentro del campo cinematográfico. Su oficio de crítico, papel que desempeñó durante casi 15 años - experiencia que le valió la película Critico (2008) - le dio una visión afilada de la compleja sociedad brasileña, aún contaminada por las prácticas arcaicas del coronelismo y la tensión entre clases obreras y privilegiadas. 

Kleber, que nacía casi de luto por la muerte del “cinema novo” allá en el año 1968, se alimentó de las pulsiones que integraron el movimiento, por lo que además de crítico y cineasta ha querido ser difusor de un cine local e internacional muy concreto, fundando el festival Janela Internacional de Cinema do Recife. Su trayectoria, compuesta por una mirada que habita el propio cine desde diferentes resquicios, también está marcada por su trabajo como programador y curador, un papel que ha estado desempeñando durante más de 20 años en prestigiosas salas de cine en Recife, Sao Paulo y Río de Janeiro. 

Con un cine efervescente en plena producción, esta es la primera vez que el público español tendrá la oportunidad de un acercamiento íntimo al trabajo de Kleber. Incluso cuando se trata de una filmografía no muy abundante, la importancia de promover y difundir sus películas se hace evidente cuando es considerada la riqueza formal y la profundidad narrativa de sus obras, así como el potencial exponencial para visibilizar la situación política actual de Brasil. Nos parece urgente que las obras políticas locales se difundan y discutan cada vez más, en un intento por fortalecer la cultura brasileña, que está constantemente amenazada. 

Buscando explorar la versatilidad de las producciones del director de Recife, esta retrospectiva está compuesta por todos sus largometrajes y una selección de cortometrajes (que transitan de una manera muy fluida desde el documental hasta el cine de género). Además, debido a su extrema sensibilidad crítica, vemos crucial que la retrospectiva también se componga de una carta blanca, con intención de acercarse de manera amplia a su versatilidad y profunda visión cinematográfica. El ciclo se cerrará con una conversación entre Kleber Mendonça Filho y el coodirector de Bacurau, Juliano Dornelles.

Silvia Cruz, Irati Crespo y Alessandra Boulos.

 

PROGRAMA DEL PRIMER TRIMESTRE 2020

9 de enero, jueves, 19:00 Cine 1

 O som ao redor, Kleber Mendonça Filho, Brasil, 2012, 131'

 

19 de enero, domingo, 19:00 CIne 1

Critico, Kleber Mendonça Filho, Brasil 2008, 80'

Luz Industrial Mágica, Kleber Mendonça Filho, Brasil, 2009, 6’

 

1 de febrero, sábado, 19:00 Cine 1

Vinil Verde, 2004

Eletrodoméstica, 2005

Recife Frio, 2009,

A Copa, 2015

 

14 de marzo, sábado, 19:00 Cine 1

Aquarius, Kleber Mendonça Filho, Brasil 2016, 140'

 

20 de junio, sábado, 19:00 Cine 1

Bacurau, Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles, Brasil, 2019, 132'

 

15 de julio, miércoles, 19:00 Cine 1

Carta BlancaKleber Mendonça Filho

Cabra, marcado para morrer, Eduardo Coutinho, Brasil, 1984, 119'

 

  • Fecha: Domingo, 19 enero 2020 > Domingo, 29 marzo 2020
  • Horario: 19:00
  • Lugar: Cine
  • Acceso: Entrada
  • Precio: 3.5